La cantante mexicana Julieta Venegas estuvo casada dos años con el músico chileno Álvaro Henríquez, de 1998 al 2000. Ahora, la artista de 52 años reveló el sorprendente motivo de su ruptura. La cantante de éxitos como Limón y sal o Eres para mí contó la verdad durante una charla con el locutor mexicano Yordi Rosado en su canal de YouTube.

El presentador le preguntó por su relación con Henríquez, integrante de las bandas Los Tres y Pettinellis. Trabajaron juntos en el álbum tributo a José José, donde ella interpretó el tema El triste, el cual fue producido por el músico chileno.

"A él lo conocí porque es músico, y nada, fue de locos”, comentaba entre risas la mexicana, que añadía que su historia de amor fue un tanto inusual. “Él vivió siempre en Chile y yo siempre viví en México, o sea, nos casamos pero cada uno siguió viviendo en su país”, contó.

“Fue como muy chistoso: nos casamos y luego resolvemos el tema de dónde vamos a vivir. Y nadie se mudó nunca de su país”, se explayó y agregó: “Nunca se resolvió y nos separamos”. “Además nos separamos más o menos rápido porque... es que es muy chistoso. Ahora se me hace muy gracioso”, continuó Julieta, antes de revelar lo que sucedió.

"Él me escribió una canción súper bonita, muy romántica, que se llamaba No me falles, que es hermosa, y en el videoclip que hizo de esa canción salió una actriz que después él se enamoró y me dejó por esa actriz”, reveló.

“Es muy gracioso, o sea, a mí me encanta como las vueltas (que da la vida)”, manifestó entre risas. “Obviamente en ese momento fue muy doloroso, pero era obvio que nos íbamos a acabar separando si ninguno decidía irse al país del otro, eventualmente iba a pasar lo que pasó".

Julieta y Álvaro se separaron en 2000, dos años después de casarse. Después ella rehizo su vida con el músico argentino Rodrigo García Prieto, con quien tuvo una hija, Simona, en el 2010. Luego comenzó una relación con el empresario argentino Pablo Braun, con quien se casó en el 2016.