Walas, líder de la banda Massacre, definió como una "pesadilla física y emocional" a su experiencia de padecer coronavirus, que le valió una internación con oxígeno y "diez fármacos", y recomendó "no salir al pedo".

"Esto no es ni conspiracionismo ni mentira: el coronavirus es real, absolutamente real", dijo el músico a través de un video en Instagram, y remarcó: "Es un monstruo, es un mini dragón que te ataca. Lo que me pasó a mí no se lo deseo a nadie, ni siquiera a los que inventaron el virus. Por favor, a cuidarse, no salir al pedo... Es realmente una pesadilla".

Según narró el artista, la "pesadilla" comenzó cuando tuvo una semana "con fiebre altísima" y demoró en hacer las consultas médicas correspondientes.


"La primera semana estuve acá, en mi casa, manejando yo la fiebre altísima que tenía: iba de 38 a 40. Fue una pesadilla física y emocional. Insomnio, inapetencia. No comía, no bebía, no iba al baño. Una cosa horrorosa, espantosa", relató.

Y continuó: "Voy a la clínica Bazterrica, ahí me hacen los hisopados y los estudios, y me internan durante una semana, con oxígeno y bajo diez fármacos. Orales, intravenosos, inyectados. Me salvaron la vida, realmente. Eso es lo que yo recomiendo: no hacerse el DiCaprio, el renacido, como hice yo, sino que ante los síntomas que tengas, rápidamente ir a controlarte".

Walas tuvo palabras de agradecimiento hacia el centro médico en donde afirmó que le "salvaron la vida" y que lo atendieron "sensacionalmente"; y confesó que mientras estaba internado "todas las noches miraba la ventana y pedía que por favor no le falte a nadie una cama, un respirador, un platito de comida, un sanguichito".

Masacre participó el pasado 9 de agosto del Cosquín Rock virtual e interactivo y en los próximos meses planea grabar un disco.

En aquella actuación, la banda decidió iniciar su set con una versión de su clásico "La epidemia".