El coronavirus encontró a Tom Hanks y su esposa en Australia, y no los perdonó. Por cierto, fue uno de los primeros famosos en ser noticia por haberse contagiado del virus y entrar en cuarentena. Pero una vez recuperados volvieron a EE.UU y ya recuperados, la pareja busca colaborar en la lucha para frenar la pandemia.

El actor y su esposa, ya recuperados.
El actor y su esposa, ya recuperados.

Hanks aprovechó su participación en un podcast para revelar que los científicos están desarrollando un nuevo medicamento a partir de la sangre que habían donado él y su mujer: “Nos preguntábamos ‘¿y ahora qué?’ ¿Hay algo que podamos hacer? Y caímos en la cuenta de que ambos tenemos los anticuerpos”, contaba Hanks sobre qué fue lo que les llevó a participar en el estudio.

Tras recuperarse del COVID-19, Hanks se presentó en la televisión norteamericana el 11 de abril para hacer el monólogo de apertura de una edición atípica del programa Saturday Night Live. Desde la cocina de su hogar en Los Ángeles y totalmente rapado, el ganador del Oscar aprovechó para hablarle a un público expectante por sus palabras luego de estar enfermo:

"¿Por qué me eligieron como anfitrión? Bueno, en primera medida porque fui la primera celebridad en ser diagnosticada con coronavirus, he sido el ‘papá de América’ más que nunca porque nadie quiere estar cerca mío, hago que la gente se sienta incómoda". "Mi esposa y yo estamos bien, muy bien, y quiero agradecer a los profesionales de la salud que están en la primera línea", añadió.