Fráncico Ibáñez, conocido como Fran Mariano, saltó al estrellato tras participar de una de las ediciones del histórico reality Cuestión de Peso que estuvo al aire en la pantalla de Canal trece por más de seis temporadas. El joven que uso como estrategia de popularidad ser el fan número uno de la vedette y actriz Graciela Alfano, logró bajar en el certamen cerca de 90 kilos y se convirtió en una de sus figuras, sin pensar que ese sería el principio de una trasformación que lo llevaría aún más lejos.     

Tras haber asegurado que su devoción por la ex vedette era falsa, Fran Mariano se declaró fanático de Ricky Martin. Y en medio de ese eufórico sentimiento, se operó 28 veces para parecerse al popular cantante.

 

 

Hoy lejos de aquel personaje que interpretaba en el reality, confiesa: "Tengo todo operado, el mentón, la nariz, los párpados, el cuello, los pómulos, la frente, los labios, tengo rellenos y Botox y, sin embargo, soy una persona sana, que se ama, se acepta, se cuida y se prioriza".

 

En su cuenta de Instagram, Fran Mariano, cuenta con más de 22.000 fans, que siguen expectantes cada una de sus intervenciones en camino de emular al ídolo boricua.