Si le preguntaras a cualquier fan de Dragon Ball que es lo que le gusta de la serie animada y el manga podría estar hablando un rato largo de algún episodio, de Goku, de la relación entre los personajes o de las escenas de pelea. Pero una de las primeras personas que trabajó con Akira Toriyama, su creador, tiene una opinión bastante distinta sobre esta serie de culto.

Se llama Kazuhiko Torishima, fue uno de los primeros editores en descubrir al auto de Dragon Ball y participó en su creación haciendo correcciones y aportando ideas. Sus palabras pueden romperle el corazón a más de un fan: 

"¿Has aprendido algo leyendo Dragon Ball que puedas recordar?", le preguntó el ex editor al entrevistador. "No, no hay nada que puedas aprender leyendo Dragon Ball. No tiene sustancia. No es una lección de vida, es inútil. Es solo un cómic divertido".

Así lo dijo en una entrevista que dio a finales del año pasado pero que recién ahora ha sido traducida recientemente por un blog llamado “The Dao of Dragon Ball”. Y sigue tirandole palos:

"No hay nada que analizar, y eso está bien“, añadió Kazuhiko Torishima, "crear un manga que ayuda a las personas no es tan importante como hacer un manga divertido”.

Pero aunque la falta de eufemismos parezca que está tirando abajo toda la serie, el hombre que descubrió a Toriyama cuenta la esencia que se busco a la hora de crear a Dragon Ball: una serie divertida y no una historia complicada que buscara enseñar cosas.

Así y todo le enseñaron a muchos niños a incrementar su Ki para tener más poder, ¿no?