Paul McCartney sorprendió en estos días con una revelación de otra dimensión y que involucra a su amigo y ex compañero beatle George Harrison, fallecido en 2001: dijo que se comunica con el alma del guitarrista a través de un árbol que le regaló antes de morir. ¡Plop!

Fue durante una entrevista que Paul concedió luego de sacar a fin de año un nuevo disco, grabado durante la pandemia en su estudio hogareño y donde se encargó de tocar todos los instrumentos.

Y además de hablar del álbum, se despachó con que mantiene un diálogo espiritual con Harrison a través de un abeto que el difunto le regaló antes de partir el 29 de noviembre de 2001 como desenlace de un cáncer de pulmón. 

Acaso sea que McCartney leyó Mi planta de naranja lima, y luego soñó que hablaba con George encarnado en árbol.

“A George le encantaba la horticultura, era un muy buen jardinero, así que me regaló ese árbol. Es un abeto enorme y lo tengo plantado junto a mi puerta”, contó McCartney en un programa de la BBC.

Luego, comentó que lo saluda cada vez que sale de su casa: “Es encantador. Él me lo dio y yo simplemente lo planté. Pero ahora, a medida que los años pasan, cada vez que lo miro pienso: ‘Ese es el árbol que me dio George’. George ha entrado dentro de este árbol, en mi opinión. Espero que esté contento con ello".

 

Los dos, en la plenitud de Los Beatles
Los dos, en la plenitud de Los Beatles