Luego de tocar en vivo para el videojuego Fortnite y romper el contador de YouTube con cada nueva publicación, el dj Marshmellow se unió a la cantante Demi Lovato para presentar "Ok not to be ok".

Se trata de una canción lanzada en el Día Mundial de Prevención del Suicidio en conjunto con "Hope for the Day", un movimiento sin fines de lucro que ayuda a prevenir el suicidio y educar en temas de salud mental.

Sin duda el dj enmascarado es uno de los artistas con mayor influencia sobre millones de jóvenes, mientras que Demi Lovato se volvió uno de los referentes en la lucha contra la depresión y las tendencias suicidas.

En la canción ambos artistas buscan concientizar a sus seguidores y recordarles que siempre hay alguien dispuesto a dar una mano en los momentos difíciles. "Ok Not to be Ok" remarca la importancia de entender que no siempre nuestro ánimo va a estar en lo más alto, que los días malos también forman parte de nuestra vida y que no hay que bajar los brazos ante estos bajones.