El humor suele funcionar como mecanismo de defensa ante situaciones estresantes o difíciles, y en el marco de la pandemia del coronavirus que puso en cuarentena a todo el país, se convierte en una necesidad básica para ser humano.

Tomando como bandera lo que alguna vez Charles Chaplin le recomendó al mundo, que "un día sin sonreír es un día perdido", un actor rosarino decidió realizar una serie de videos humorísticos con dos objetivos: que las personas se identifiquen con situaciones cómicas que se generan durante el aislamiento obligatorio; y sobre todo, que la gente pueda aliviar la angustia diaria y sentirse menos sola.

"La idea surgió medio de la nada. En la primera semana de cuarentena, me desperté un sábado y estaba como perdido; digo 'es sábado, que lindo', pero era lo mismo que el lunes y los otros días. Eso me causó mucha risa", comentó Ángel Daniel Polisano, en diálogo con Rosarioplus.com, y agregó: "Me puse a filmar, un poco jugando, y lo empecé a mandar en los grupos de whatsapp. Fue tan linda la devolución de la mayoría que decidí subirlo a Facebook e Instagram".

El primer posteo del actor rosarino recibió cientos de comentarios y sirvió para abrir una serie de producciones audiovisuales sobre las diferentes situaciones que se viven en la cuarentena. "Fue como una retroalimentación, por eso me despertó la necesidad de seguir haciendo y generando risas, que para mí es fundamental en la vida", señaló.

En la saga de sketchs, que todavía sigue sumando capítulos, el artista parodia escenas cotidianas del aislamiento social, como la desorientación en tiempo y espacio, las complicaciones de realizar actividad física en el hogar, la nueva relación entre el individuo y el afuera a partir de un acto tan simple como sacar la basura.

"Siempre trato de buscar esa cuota de comicidad en algo que puede ser negativo", indicó Ángel y reflexionó sobre el hábito del artista rosarino de no quedarse quieto: "Los artistas independientes tenemos la necesidad de seguir produciendo". 

"El objetivo fundamental es desdramatizar todo esto que estamos viviendo, que la gente pueda reírse de sí misma en situaciones. Con esto no quiero decir que me cago en lo que está pasando, o me descuido; es reflexionar a través de risa", remarcó el actor.

"Es regalarle a aquel que me sigue lindos momentos, diversión. Y no por eso olvidarnos de lo que nos está pasando. Porque al identificarnos con una situación cómica (en este caso puntual, como estamos viviendo atravesados por el coronavirus), no nos sentimos tan solos, que más o menos, a todos nos pasan las mismas cosas, y eso también nos aliviana la angustia diaria", concluyó Polisano, mientras va pensando en su nueva producción.