Dos nuevos participantes ingresaron a la casa de Gran Hermano, este jueves por la noche, y sorprendieron a los jugadores del reality.

En medio de un clima tenso tras una gala de nominación, las puertas de la casa se abrieron una vez más y los “hermanitos” le dieron la bienvenida a Camila y Ariel.

Ariel Ansaldo tiene 45 años, se licenció en Comunicación Social, estudió teatro, trabajó dentro del mundo de marketing y hasta coordinó viajes de egresados, pero después de pasear por tantos rubros, antes de la pandemia encontró su verdadera vocación: abrió una parrilla en Berazategui.

Según explicó el nuevo participante, sus dos razones principales para entrar a la casa son divertirse y “dejar de correr por la guita”.

En tanto, Camila Lattanzio tiene 21 años y es oriunda de Ituzaingó. En su presentación, la joven comentó que hace 12 años estudia piano enfocado en la música clásica, pero que recientemente decidió dejar todo de lado para dedicarse a su pasión: cantar cumbia.

Además de revelar que tiene “una obsesión con la limpieza”, la joven compartió varios datos curiosos: tiene una hermana gemela que juega como arquera en la primera división de fútbol femenino y su mascota es un chancho llamado Thor.