El Pocho Lavezzi se avivó a tiempo y actualmente se encuentra pasando la cuarentena en las playas caribeñas de Saint Barth, una isla súper exclusiva donde solo hay arena blanca, mar y tiendas de diseñadores de alta gama. Pero parece que así y todo no pudo zafar de vivir un mal momento.

En plenas "vacaciones", el jugador tuvo que radicar dos denuncias penales para investigar delitos de cibercrimen, después de haber sido amenazado via Instagram, con viralizar videos porno y conversaciones subidas de tono que lo tienen como protagonista a el y a su actual novia, la brasilera Natalia Borges. 

Lavezzi y su pareja actual, una modelo brasileña.
Lavezzi y su pareja actual, una modelo brasileña.

El ex futbolista aseguró que esos videos por los que está siendo chantajeado son reales y cree en la verosimilitud de la amenaza a partir de ciertos detalles que le dieron los extorsionadores, que ni lerdos ni perezosos le exigieron al deportista 5 mil dólares por cada video y cada chat.

No es la primera vez que el Pocho no guarda bien el material hot y pasa por una situación así. En agosto de 2014 salieron a la luz varias fotos íntimas del ex jugador junto a la que era su pareja por aquel entonces, Yanina Screpante.

Actualmente la causa por estos nuevos videos quedó en manos de la fiscalía de ciberdelitos del fuero porteño a cargo de la doctora Daniela Dupuy y en la Justicia de instrucción bajo el delito de extorsión y difusión de imágenes privadas.