Clarisa Aragón y Jonathan Saavedra, de Córdoba, son los nuevos campeones mundiales de Tango Salón. Los chicos, que se conocieron en una milonga de Carlos Paz y se fueron a vivir a Capital para seguir el sueño de vivir del tango, la rompieron en la final y aseguraron el trono argentino. Tienen apenas 21 años. Para los que dicen que el tango es cosa de viejos. 

La historia de esta joven parejita es para contar: llegaron a Buenos Aires con $3000 y en su primera noche en la ciudad fueron a bailar en las calles de San Telmo y pasaron la gorra para juntar un mango. Ahora, ante la ovación del Luna Park, repleto por 5.000 personas, se llevaron $40.000 y pasajes para llevar su talento a otros lugares del mundo. Sueño cumplido.

La canción que eligieron para la última performance fue “El simpático” de Juan D’Arienzo. ¿Otra buena? El segundo y tercer lugar también fueron para parejas argentinas. Los cuartos fueron rusos y los quintos, indonesios. Tango desde todos lados. 

Mirá cómo bailaron para consagrarse campeones: