Victoria Vannucci se sentó este fin de semana a la mesa de Mirtha Legrand para hablar de algunos de los temas que la mantienen en las tapas estos días, como su sillón en el debate de Gran Hermano o su enfrentamiento en las redes sociales con Moria Casán.

La empresaria estaba enfrascada en sus explicaciones sobre el escándalo que se generó por no haber dejado entrar a la inauguración de su boutique a Graciela Alfano, y se confundió de nombre al dirigirse a Chiqui, llamándola Moria.

La veterana diva dijo no sentirse ofendida para nada con esta confusión porque, explicó, mantiene una buena relación con la vedette, pero Vannucci hizo constar sus disculpas varias veces, ya que ahora mantiene un enfrentamiento directo con Casán.