Este viernes estaba programado un show del primer trabajo discográfico de la rafaelina Dani Lésté, pero horas antes se confirmó por cuestiones climáticas que fue reprogramado para el jueves 21 de enero a las 20 en la terraza de Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza). Las entradas ya adquiridas conservan su validez.

El disco fue presentado en plataformas digitales en el mes de octubre de 2020, con la participación de La Bandurria y artistas invitados que la acompañan en este viaje por el litoral.

La apertura del concierto estará a cargo del periodista Marcelo Nocetti quien hará un recorrido por las canciones de cantautoras de la región. Iala es el nombre de la placa y se trata de una producción de nueve canciones que reúnen paisajes sonoros de esencias  litoraleñas y del medio oriente ancestral donde nacen las raíces de esta cantautora descendiente de sirio - libaneses inmigrantes.

–Tus canciones hablan de historias, de los paisajes de tu vida, ¿qué cosas intentás decir con ellas?

–Son canciones de la vida misma, experiencias que surge de relaciones, vivencias de desamor, la familia. Lo que trato de decir y hacer el para logra que quien escuche, encuentre un reflejo en eso, una empatía ante esas vivencias. Poder emocionar y sentir, compartir eso que me sale de adentro cuando hago una canción.  

– ¿Cuánto de tu historia personal está reflejado en este disco?

–Es un homenaje a las mujeres de mi familia, soy descendiente de sirios libanesas y llevo la cultura árabe con mucho orgullo. En las canciones se refleja esa escucha de niña un poco agradeciéndoles la vida y otro poco por haberme dado esta riqueza del conocimiento.

– ¿Cómo es combinar el mundo de tu abuela y su cultura arábica con la música del litoral y el tango?

–Es una suma de cosas, el mundo árabe de mi abuela, la música del litoral que escuchaba mi papá y el tango que escuchaba mi mamá, no fue difícil, fue como que en un momento de mi vida me cayó la data, la ficha tratando de cerrar ese hilo conductor imaginario y el arte desde una mirada conceptual. Desde que empecé a hacer y pensar en el disco, siempre quise hacer como una gran obra de conceptos. Entonces la cultura árabe y su estética es lo que sumó el detalle a este, mi mundo de canciones, de paisajes. Inclusive en la estética está el vestido que trajo mi abuela de su país, hay símbolos en la tapa que eran los tatuajes que tenía mi abuela, el caballo árabe como símbolo de la belleza, el campo.

 

"En el cuerpo" Dani Lésté y La Bandurria

 

– ¿Cómo vivís esta posibilidad de presentar este disco en vivo después de tantos meses sin escenario y de tantos contratiempos personales?

—Recién lo hablaba con una amiga, sobre este tema, la verdad que lo siento como un sueño presentar el disco, tocar en vivo. Tuvimos ensayo con todas las cuerdas con todos los protocolos necesarios y la verdad que sufrimos mucho no poder abrazarnos, pero nos conectamos musicalmente, la verdad que es muy bello todo esto. Hay mucha emoción en este disco, me siento muy feliz.

  – ¿Cuántas veces creíste que la música puede ser una forma de hacer mejor la vida y cambiar el mundo?, ¿Seguís creyendo eso?

—Siempre sostuve que sin la música la vida no sería bella, sin música la vida sería una sola enfermedad. Hay mucha gente que no escucha música, yo recomiendo escuchar música, es muy sano. También digo que hay que conectarse con el canto donde en las viejas culturas era todo, la música salva y nos une.

—Hay una de tus canciones que habla sobre tus viajes desde Rafaela a Rosario ¿Cómo es esa conexión?, ¿A veces te sentís un poco hay y otro poco acá?

—A esta altura soy un poco de ambos lugares, pero Rafaela, más allá de mis contradicciones con cuestiones sociopolíticas y culturales, es mi ciudad natal y la que me dio todo lo que soy. La conexión de Rafaela a Rosario fue como sentir que había un diamante en bruto y en Rosario lo pude pulir, empecé a hacer una canoa en Rafaela que no hay río y en Rosario comencé a navegar.

— ¿Te consideras una cantora popular desde lo que encierra este concepto como alguien que representa los sentimientos de su pueblo?  

—Ese concepto me refiere más al folclore u obras más de protesta de paisaje social. Creo que ese es mi camino, las nuevas canciones que estoy pensando van con un peso más fuerte en lo poético y de visibilizar algunas cosas que nos afectan a las mujeres. Ahora me considero una cancionista, nuca lo pensé, empecé con las canciones desde niña y nunca me cuestioné porque es lo que me hace feliz en la vida.