Si durante la década de los '90 fuiste adolescente y viviste la revolución que generaron distintas bandas de la época, seguramente recordarás la pelea constante que solía haber entre dos de los referentes indiscutido del rock de aquellos años: Nirvana vs. Guns N' Roses.

Eran muchas las teorías alrededor de esta pelea que tenía como protagonista a Kurt Cobain y a Axl Rose, pero todo apunta que comenzó con el ninguneo constante que recibió el frontman de los Guns cuando invitaba a Nirvana a ser teloneros en los shows. 

Tal vez sea porque el lider de Nirvana siempre estuvo más a gusto con la figura de "outsider" que con la imagen de un rockero que toca el piano en una iglesia como hace Axl en November Rain. No lo sabemos, pero que llegaron a tirarse con munición gruesa no cabe duda.

En una oportunidad Axl Rose prendió fuego en vivo una gorra de Nirvana y hasta llegó a decir en una entrevista que la hija que Kurt tenia con su esposa Courtney Love, había nacido deformada por ser unos "jodidos drogadictos" y que ambos deberían ir a la cárcel por eso. 

Pero a casi 30 años de todas esas peleas entre rockeros que terminaron dividiendo a los fans, la vieja grieta se vuelve a abrir gracias a un artista contemporáneo que reavivó la pregunta: ¿Guns o Nirvana?

Fue nadie más y nadie menos que el rapero Kanye West, que luego de algunos altercados por su salud mental y una fallida candidatura a presidente, usó Twitter y con una simple pregunta sobre que banda prefería el público, se llenó de comentarios a favor y en contra de ambas bandas.

Ante la cantidad de mensajes y controversia que generó su posteo, el rapero abandonó rápidamente la controversia , pero algunos fans de las bandas en cuestión, también demostraron que con el tiempo pudieron madurar y ver como ambas bandas fueron necesarias para el rock de los noventa. Final feliz.