Este fin de semana el septeto coreano más famoso del mundo  lanzó el videoclip de "Dynamite", su último tema, un tributo a la música disco y en especial a Michael Jackson.

El tema había sido tan comentado, que antes de su lanzamiento ya había sido tendencia en las redes sociales varios días seguidos. Pero así y todo nadie se esperaba que en su estreno rompiera tantos récords: en menos de un día ya habían superado las 100 millones de reproducciones y quedó en la historia como el estreno más exitoso en la plataforma de videos.

Muchos adjudican este éxito a que "Dynamite" es la primer canción de BTS cantada en inglés, otros le dan todo el crédito a los seguidores que la banda tiene en todo el mundo y se encargan de estar comunicados entre ellos para hacer explotar cada lanzamiento de la banda.

Sea como sea, este récord que consiguieron significó mucho para la movida K-pop ya que sacó del centro de atención a Estados Unidos y con el debut más exitoso le roba el trofeo a Blackpink, otra banda surcoreana que la rompe en reproducciones.