Uno de los tantos memes que inspiró la disertación del Presidente.
Uno de los tantos memes que inspiró la disertación del Presidente.

Finalmente la cuarentena sigue hasta el 10 de mayo , y por lo pronto hasta esa fecha Netflix va a seguir siendo uno de los mejores aliados a la hora de despejarse y buscar algo que entretenga.

Tal vez por eso, el presidente Alberto Fernández entre tanta pregunta de coronavirus, se tomó un descanso durante una entrevista para Página/12 para recomendar sus series preferidas para esta temporada. Sí, hasta el presidente mira Netflix en cuarentena .

Como buen futbolero, una de las series que lo atrapó durante el rato en casa fue "Juego de Caballeros", que relata el largo camino que tuvo el fútbol para convertirse en un deporte profesional en Inglaterra desde mediados del 1800. La serie se estrenó el 20 de marzo y son 6 capitulos, cómo para no colgarse tanto.

Al igual que la mayoría, el presidente no pudo evitar engancharse con Poco Ortodoxa, la historia basada en hechos reales de una joven de 19 años que huye de New York hacia Berlín, agobiada por su matrimonio arreglado y las estrictas reglas de una comunidad judía. La serie se estrenó en abril y un poco gracias a la cuarentena se volvió una de las más vistas en el canal de streaming.

La polémica "Fauda" fue otra de las elegidas por el jefe de estado para pasar el encierro. Con tres temporadas en Netflix, recibió elogios y críticas desde que se estrenó en 2015. Trata sobre una unidad israelí encubierta que lucha contra los terroristas, y según explicó uno de sus co creadores trata de mostrar el castigo que tienen que pagar los inocentes que quedan en el medio del conflicto israelí-palestino.

Por último, el presidente eligió la serie sueca de suspenso "Califato", otra de terroristas: ocho episodios sobre una agente de policía que intentará detener un inminente atentado de ISIS en Suecia. La serie intenta mostrar como se vive la problemática de la radicalización islamista impulsada por el surgimiento del Estado Islámico, tanto desde Suecia como de la propia Siria.