El 30 de julio de 1999 se presentaba "El Proyecto Blair Witch" un film narrado en forma de falso documental que con los años se convertiría en una película de culto. A 20 años de su estreno en Estados Unidos, hay una pregunta que contestan los directores: ¿Por qué una bruja es el eje del terror?

Daniel Myrick y Eduardo Sánchez escribieron el primer borrador de "El proyecto Blair Witch" cuando ambos eran estudiantes de cine en Orlando, en 1993. Según Myrick la idea principal eran estudiantes en un bosque: "Pensamos: ¿Qué están haciendo allí? ¿Cuál es el propósito de tener la cámara encendida todo el tiempo? Queríamos algo más que una salida familiar. Queríamos algo que fuera más espeluznante".  

Su coautor agregó. "Esa fue nuestra gran duda. ¿Qué es lo que están buscando? ¿Una bruja? ¿Algún tipo de hechicero? ¿Qué diablos es eso? Y una bruja era lo más apetecible para nosotros. Nos gustaba la idea ambientar la historia en Maryland, lo suficientemente cerca de la zona de cazas de brujas de Salem, un período realmente oscuro de la historia".