Sí, así como lo leen: un recital, encima con rockeros locales de altura sobre el escenario, en el que la música se escucha con auriculares, como si se estuviera reproduciendo un disco, pero con la experiencia visual completa.

Coki & The Killer Burritos inauguran este ciclo de Silent Concert en la Plataforma Lavardén (Mendoza y Sarmiento) con entradas agotadas para la primera función de las 21:30. Por eso habilitaron una nueva a las 23 para todos los que quieran probar esta nueva experiencia.

Un concierto en el que los sentidos se ponen a prueba: la vista percibe en directo una performance que los oídos reciben con unas características sonoras distintas a las habituales.

Los Silent Concerts, que se pusieron de moda hace algunos años en diversas ciudades del mundo, son recitales en vivo y directo a los oídos. Los espectadores reciben al ingresar un set de auriculares de última generación para disfrutar el show sin contaminación sonora en el medio ambiente y con la música con una calidad excepcional.