Las agrupaciones locales Mamita Peyote y Rosario Smowing serán los anfitriones de este jueves, en reprogramación de la fecha que sería parte del primer fin de semana del ciclo de conciertos en vivo en el Anfiteatro Municipal Humberto de Nito, reprogramado en esa ocasión por casos de Covid-19 en una de las agrupaciones.  

La velada que comenzará a las 20 tendrá toda la energía de dos de las bandas más influyentes de la ciudad. Protocolo de por medio, el evento es una construcción colectiva entre varios sectores, entre ellos la Cámara de Proveedores de Eventos, la secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario y el Ministerio de Cultura de la Provincia de Santa Fe.

Mamita Peyote comenzó su recorrido artístico en 2011. Una banda caracterizada por su perseverancia e incasable trabajo. Su líder y cantante Eugenia Craviotto Carafa, y el multiinstrumentista Charly Bertolin,  son los mentores de esta historia que en 2013 fue seleccionada en el Concurso Nacional Igualdad Cultural; en 2014 finalista del Rototom Reggae Contest Latino y, en 2015 declarada banda distinguida de la ciudad de Rosario.

Su primer trabajo contienen 13 temas propios fue nominado como mejor álbum de reggae y música urbana en los Premios Gardel 2015. Ese mismo año participaron en la tira Viudas e Hijos del Rock And Roll (Telefe), donde presentaron su tema “Consentimiento”. En 2017  fueron por su segundo disco Runfla Calavera, que sumó la participación de la murga uruguaya Agarrate Catalina. Y en el 2020, pandemia de por medio, se reinventaron en nuevos formatos digitales participando en las ediciones online del Festival Billboard y del Cosquín Rock.

Eugenia Craviotto Carafa, voz de Mamita Peyote, dialogó con RosarioPlus sobre el valor y la importancia de volver a escena. De lo incomparable que es tocar en vivo y con público como un alimento para ese animal llamado música. En tiempos pandémicos donde todo es endeble y en el día a día, el arte es el último de las actividades en volver, Una necesidad certera para el goce de nuestras almas que también necesitan un respiro.

“Es todo un tema o mejor dicho representa un tema lo que esta fecha significa”, dispara Eugenia como cable a tierra después de varios meses de arduo cuidado. “Es un volver vital al trabajo y la posibilidad de seguir adelante. No es solo que te mueve a nivel laboral, también es lo espiritual, ese contacto con el público que está ahí tan cerca de ti. Es también lo anímico, lo estábamos esperando mucho, sinceramente”, redondea.

En ese marco, la cantante manifiesta su descontento sobre el lugar que le dieron al arte como actividad y dice: “Fuimos los últimos en volver, estamos en enero del 2021 y las demás actividades lo hicieron hace rato. Los músicos somos los últimos en volver, espero que esto se pueda sostener por diversas razones, fue un años muy duro para todos los colegas”.

—Dentro de esto que contás, en el medio hubo que suspender la fecha que estaba programada para el primer fin de semana de enero, ¿los afectó anímicamente no poder tocar en esa oportunidad?  

—Si fue un bajón, más que nada porque pedimos que no se diga expresamente que era una u otra de las bandas donde había casos de Covid para no exponer tan explícitamente y ponernos en un nivel de vulnerabilidad, más que nada por el entorno, los familiares que ven eso en los se preocupan. Nosotros nos cuidamos mucho durante el año con Carlos (Bertolin) y eso fue un balde de agua fría a tres días de la fecha, teníamos todo re listo.

— ¿El hecho de ser creativos y reinventarse, formado parte de algunas playlist de suma importancia, suma al trabajo o tocar en vivo es irremplazable?

—Las plataformas representan una parte de los ingresos de las personas que nos dedicamos a la música. La monetización de la música es a través de los algoritmos que tienen cada una de las plataformas, sirve y estamos en todas, tenés que tener una buena cantidad de escuchas para que ese ingreso se vuelva sustancial. En cuanto al ingreso mensual probablemente no signifique mucho, pero si dejas que se junte, depende que distribuidora tenés algo representa, es una ayuda. Nada cambia el vivo, pero los músicos tenemos muchas cosas para vivir ye sta es una de ellas.

—Dada la importancia de este concierto, ¿habrá alguna novedad?

—Tenemos varias perlitas, incluso dos invitadas, pero no quiero decir nada porque es todo sorpresa. A mí me gusta que la gente se sorprenda, eso constituye al espíritu de la banda. Un poco de la experiencia peyotera, esta vez es la primera en diez meses, así que estamos con muchas ganas.  

Mamita Peyote - Baby Don´t Go

 

Rosario Smowing - Te escribiré