Inquieta y vibrante, la escritora rosarina Dora Do presentará su segundo libro. Luego de IDA, que capturó corazones contando una historia de amor trunco, su protagonista Aníbal Fortachere enfrenta al lector con la soledad, la introspección y el río, como marco silencioso de toda esta historia.

Después de enamorar con las andanzas de IDA y su impredecible bicicletero, Dora Do pasará de la liviandad y soltura del primer libro a un personaje más pesado, introspectivo y solitario que busca - de todas maneras - encontrar un gran amor. ¿Cómo lograrlo si pasa sus días encerrado, trabajando en un telecentro? Es una de las cuestiones que plantea Dora, y atrapa desde la primera línea.  

El libro fue escrito durante el 2019 y 2020, desde la auto percepción, la proyección personal, ese diálogo interno que se hace eterno. Pero para que el libro sea realidad, hacen falta lectores, y por esto lanzó una pre venta, en la que se puede colaborar escribiendo al correo sofiadifulvio@gmail.com ó en la cuenta de Instagram de Dora Do.

Lo recaudado se destinará a la impresión de la primera tirada de libros de “El extranjero de su nombre”.

Dora escribe hace poco menos de dos décadas y en 2019 publicó su primer nouevelle IDA, editada independientemente, a través de una financiación colectiva. El libro tuvo en gran recibimiento, lo que llevó  a la escritora a redoblar la apuesta y publicar en 2021 “El extranjero de su nombre”, su segunda novela también solventada de forma independiente.

Formó parte del grupo de poesía performática Tanga Feroz, sexteto que inundó plazas, bares y escenarios con palabras. Durante el 2018 y 2019 produjo y condujo la emblemática Jam Club & Poesía del - hoy desaparecido pero siempre presente - CLUB 1518. Más de cien ediciones de poesía y música en el corazón de Pichincha.

Hoy Dorita forma parte del colectivo “PUTA JUNTA POÉTICA”, enlazando la poesía con el cuerpo en presentaciones increíbles.

Estudió Filosofía y Antropología, como también las artes escénicas. Estudió actuación con diversos docentes de la ciudad y en 2016 terminó la Escuela de Teatro Callejero, involucrándose con la lógica circense en la EMAU. También trabajó en teatro y cine.

Dora gestiona y comparte sus herramientas como escritora y actriz con quien este dispuestx a encontrarlas y encontrarse creando con palabras. La palabra como estandarte, y la pasión como motivo de vida.