La comisión directiva de Rosario Central y Cristian González se volvieron a reunir, este miércoles por la tarde, para analizar la situación del equipo y poner objetivos concretos a corto plazo. 

Luego de una larga charla, el entrenador y los dirigentes establecieron que si el próximo el canalla pierde con Banfield en el Gigante de Arroyito, el Kily deja su cargo. En cambio, si el conjunto auriazul gana o empata, el DT seguirá en su puesto.

El desafío no será fácil para el entrenador canalla, ya que en el encuentro ante el Taladro no podrá contar con un jugador clave: Emiliano Vecchio, quien fue expulsado en la derrota contra San Lorenzo por 2 a 0, de visitante, del viernes pasado.

En tanto, en el cuerpo técnico y en el cuerpo médico de Central confían en la recuperación de los zagueros Joaquín Laso -con una sobrecarga en el recto anterior derecho- y de Gastón Ávila -con un golpe en el quinto metatarsiano del pie izquierdo-

Por su parte, el entrenador contará con el volante Rafael Sangiovani, habilitado tras cumplir una fecha de suspensión, y con el delantero Marco Ruben, quien no jugó contra San Lorenzo por un cuadro de gastroenterocolitis.