Rosario Central consiguió al fin cortar su mala racha en la Superliga. El Canalla aprovechó la oportunidad ante un irregular Estudiantes de La Plata al que castigó en el primer tiempo con gol de Fernando Zampedri y luego remató en el complemento con cabezazo de Washington Camacho. El descuento de Albertengo decoró el marcador. Fue 2 a 1 con un rendimiento parejo en todas las líneas.

Como le gusta a su entrenador, el auriazul mantuvo el orden y fue contundente en el área rival. No fueron muchas las chances generadas en la primera mitad pero la pelota que le cayó al goleador fue a parar al fondo de la red. Zampedri aprovechó una buena trepada de Bettini para festejar en el minuto 14.

La pelota parada, especialidad de la casa, volvió a ser un arma para Central. Varias ejecuciones de Gil, sobre todo desde la esquina, llevaron peligro al área de Estudiantes. Aunque el Pincha también es un equipo que se destaca por su altura, la pasó mal más de una vez.

Antes de que se terminara el primer tiempo la visita se quedó con diez por la expulsión de Iván Gómez.

En la segunda mitad el Canalla generó algunas situaciones con combinaciones por los costados y con algunos remates largos de Carrizo y Camacho. Justamente el uruguayo fue el autor del segundo tanto, a los 35.

Estudiantes reaccionó cuando parecía liquidado y encontró el descuento tras una serie de errores defensivos de un Central que hasta entonces había sido sólido. Albertengo hizo el descuento a falta de cuatro minutos. 

Para Central fue una victoria clave. La decisión de colocar mayoría de titulares en cancha fue un acierto de Bauza. El equipo necesitaba sumar en la Superliga y lo hizo con un buen rendimiento, ideal para seguir con el ánimo en alza rumbo a la final de la Copa Argentina. 

La polémica

Cuando el partido estaba 0 a 0, Parot derribó a Albertengo dentro del área. Era penal, pero el árbtiro dijo “siga, siga”. La jugada pudo cambiar el trámite que finalmente fue favorable para el Canalla.

Lo que sigue

Rosario Central jugará el próximo martes por la noche su partido pendiente ante San Martín de San Juan. El Canalla espera también saber quién será su rival en la final de la Copa Argentina.