El volante de Rosario Central, Leonardo Gil, se mostró emocionado por la clasificación a la final de la Copa Argentina y destacó la actitud del equipo que "siempre va para adelante".

"Siento mucha emoción y satisfacción, era una responsabilidad muy grande (patear el último penal) y creo que todo el plantel se lo merecía", indicó el Colo, luego de marcar desde los 12 pasos en la definición de la semifinal ante Temperley.

El mediocampista reconoció que el arquero auriazul, Jeremías Ledesma "tapó unas pelotas impresionante" y fue clave para quedarse con la ronda de penales.

"Merecimos ganar, tuvimos más situaciones, pero no lo pudimos cerrar", afirmó el ex Olimpo y Estudiantes, y agregó: "Estamos en la final por actitud, por ganas, porque nunca nos rendimos".

En cuanto a la mala racha que viene atravesando el conjunto de Edgardo Bauza, Gil dijo: "Somos conscientes de que nos está costando en el juego pero es un equipo que siempre va para adelante".