Rosario Central tiene otro motivo para festejar. Después de la recuperación en el torneo local, el conjunto Canaya se impuso por penales ante Ferro en la Copa Argentina y avanzó a la siguiente ronda. El Melli García atajó uno y Ruben hizo el definitivo.

El trámite no fue sencillo para los de Coudet. Ferro no se lo puso fácil y su arquero tapó varias situaciones que el  Canaya generó. Ambos equipos lucharon en el medio y aunque Rosario Central fue el que estuvo más cerca, el Verde intentó complicar de contra y por momentos preocupó a la defensa auriazul.

Donatti, Niell, Montoya y Villagra estuvieron cerca pero nunca se rompió el cero. Rosario Central, entonces, tuvo que definir su suerte desde los doce pasos. Allí, uno de los héroes será el Melli Garcia, quien se quedó en el club a esperar una oportunidad detrás de Caranta y por fin tuvo su noche.

El arquero tapó el primer penal, a Salmerón, y casi detiene el segundo, a Bazán. Los Canayas no fallaron. Convirtieron Donatti, Pinola, Villagra, Nery Domínguez y Ruben.

Rosario Central entonces se metió en cuartos de final y sigue con la ilusión intacta. Ahora espera rival. Su próximo contrincante saldrá del duelo que la semana próxima protagonizarán Quilmes y Estudiantes de La Plata.

La Copa Argentina reparte suculentos premios económicos y da al campeón la clasificación a la Copa Libertadores. Si el Canaya quiere volver a la escena internacional, está ante una buena chance. 

Las formaciones