La mejor noticia para Newell’s es que el torneo se terminó y ahora podrá barajar y dar de nuevo. Pero también vale destacar la buena actuación que tuvo el equipo este domingo frente a Atlético Tucumán. El 2 a 1 final fue justo. La Lepra mejoró un tanto su imagen y los jugadores se dieron el gusto de festejar en casa después de sufrir durante casi todo el semestre. Ahora, vendrán tiempos de cambio.

Durante el primer tiempo dio la sensación de que, por fin, el mensaje de Diego Osella fue absorbido por los jugadores. Con la tan pedida intensidad, Newell’s se llevó por delante a los tucumanos y así consiguió el gol. Una buena combinación por izquierda terminó con centro para Tevez, que con remate violento desde larga distancia estableció el 1 a 0.

Luego, la Lepra tuvo varias pero siempre perdonó a Atlético. Lucas Boyé falló un mano a mano (uno más), y luego Fértoli hizo lo mismo. Ya en el complemento, el DT sacó al ex River y mandó a la cancha a Ignacio Scocco, que lució activo y fue de lo mejor.

Nacho también tuvo sus posibilidades pero al igual que sus compañeros, le faltó eficacia. Lucchetti, a veces, y otras la falta de puntería, impidieron que Newell’s saque mayor ventaja. Y lo pagó caro.

Leandro González, de zurda y con un remate al palo del arquero, estableció el 1 a 1 cuando parecía que la Lepra podía festejar en casa. El tanto llenó de energías a Atlético, que con chances de clasificar a la Copa Libertadores fue una y mil veces hasta el final. Esa ambición, en definitiva, le jugó en contra.

Newell’s aprovechó el adelantamiento del rival. Mancini recibió un pase largo de Advíncula, superó a Lucchetti en la carrera y con el arco en su merced marcó el 2 a 1 a un par de minutos del final. Un desahogo y premio para el pibe, que como otros (Elías, Fértoli, Tévez) puso la cara en el peor momento.

Pronto vendrán los cambios. Es inevitable pese al resultado de este domingo. Hay elecciones a la vista y será la próxima dirigencia la que decida el futuro del plantel y el cuerpo técnico. Pero al menos, en casa y ante los hinchas, el equipo se acordó de jugar.  Aunque sea tarde.