Nueva Chicago le gana a Newell’s Old Boys por cinco a cero. Los goles del encuentro los marcaron Alejandro Gagliardi, por cuatro (PT 6m., 26m., 40m. y ST 14m.), y Nicolás Sainz (ST 3m.). Diego Abal fue el árbitro del partido.

El conjunto local se quedó con un triunfo contundente e inapelable porque aprovechó cada jugada de peligro que contó y borró a su rival del campo de juego para sumar tres puntos valiosos en su objetivo por pelear hasta el final la permanencia.

Con el triunfo, Chicago, que acumuló tres triunfos seguidos, sumó 23 puntos, mientras Newell's, que venía de tres triunfos consecutivos y cuatro sin perder, mantuvo 36 unidades, por la mitad de la tabla.