De repente los corazones leprosos se detuvieron. De repente, asomó el nombre de Gabriel Heinze como posible entrenador. De repente la búsqueda se encaminó hacia la unanimidad del hincha y la dirigencia. Todavía falta, pero hay chances de que se dé.

Hasta el momento el nombre de Heinze había sonado por obligación por su pasado leproso, por su perfil para este momento y su falta de club. Sin embargo no había sustento que de lugar a una posibilidad certera. Este lunes algo cambio. No se sabe si fueron las intenciones de continuar de Coria, si se debe a que ya terminó el torneo o si ya es hora de dar señales, el gringo se puso en el tapete.

Algunos dicen que siempre estuvo como opción en la mesa de Ignacio Astore pero el silenzio stampa fue total, incluso a pedido del propio DT. Lo cierto es que en caso de darse se ajustaría al momento de Newell's, sin necesidad urgente de puntos para el promedio y con la zanahoria de la Copa Sudamericana enfrente. 

El entrerriano Heinze, de 44, condujo anteriormente a Godoy Cruz de Mendoza, Argentinos Juniors y Vélez Sarsfield en el ámbito local. Su última experiencia laboral data del Atlanta United, de la Major League Soccer (MLS) de los Estados Unidos, y actualmente reside en Madrid.