El fútbol es mucho más que once personas corriendo detrás de una pelota, y todo el tiempo hay casos que demuestran que esto es así. Lucas Pérez, jugador español, decidió abandonar el Cádiz, que se encuentra disputando la Liga Profesional, para volver al club de sus amores, el Deportivo La Coruña, que pasa un momento delicado en la tercera del fútbol español.

Tras unos días de negociaciones con Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz, Pérez decidió pagar de su propio bolsillo la cláusula de rescisión de 493 mil euros para cumplir el sueño de volver al equipo de Galicia.

En su presentación en el Depor fue categórico: "Estoy donde quiero estar y me siento muy feliz. Lo que hice es volver a casa. Sé que vengo a una situación compleja, pero se lo contaba a varios compañeros del Cádiz, vengo al proyecto más difícil de mi carrera, a intentar ayudar a devolver al equipo de mi ciudad a la Liga Profesional".

“Cuando me dicen ‘vas a jugar en Tercera División’, yo no lo veo así. Voy a jugar al Dépor”, finalizó. 

En el estadio Riazor, en tanto, para darle la bienvenida más 7000 fanáticos se congregaron para agradecerle.