Diego en sus inicios con Los Cebollitas, Diego en su debut con Argentinos Junior y su posterior consagración con Boca, Diego festejando en el San Paolo, Diego besando la camiseta de la selección argentina, Diego gambeteando a los ingleses, Diego levantando la Copa del Mundo . Las calles de las principales ciudades del planeta lucen al menos un mural con alguna versión de Diego, inmortalizando así a quien comenzó a ser un mito aún cuando estaba vivo. Movidos por la necesidad de homenajearlo a lo grande, son los artistas callejeros los encargados de revalorizar la figura del Diez en el espacio urbano. Rosario, por su parte, ya tiene a su Diego del 86. Diego es Maradona, no hace falta aclarar.

“Diego para mi significa muchas cosas, es ese superhéroe popular argentino sin capa que queríamos ser desde niñes, esa persona que nos enseñaba a no tenerle miedo a nadie, que dejaba todo por el país, era esa persona que cuando lo veíamos jugar nos daba esperanzas y alegrías. Cuando tuve la posibilidad de tenerlo cerca no podía moverme, es tan fuerte lo que te hace sentir que me es muy complicado ponerlo en palabras ”, cuenta a RosarioPlus Lautaro (quien firma como “Lacast ”), autor del imponente mural de Maradona recientemente pintado en calle Maipú al 1300, a metros de la intersección con 3 de Febrero.

El artista de 34 años describió que tenía pensado realizar la obra mucho antes, pero que por falta de recursos recién lo pudo concretar esta semana. Lo que sí tenía definido era cuál de todos los Diego iba a plasmar en la pared: el del Mundial 86, histórico no solo por la obtención de la Copa sino por los dos goles a Inglaterra en cuartos de final. “Antes de ese partido se lo veía diciéndole a sus compañeros: a estos les tenemos que ganar que mataron a muchos de nuestros amigos. Como dirían Los Piojos, sin más armas en la mano que un 10 en la camiseta ”, agregó.

La idea del rosarino comenzó a tomar forma desde que se supo la noticia de la muerte del astro, allá por noviembre de 2020. “Decidí hacerlo porque siento que como argentino y siendo 'artista callejero' es lo mínimo que puedo hacer por él. Cuando se nos fue, automáticamente me puse a pensar en el mural pero no quería que la ansiedad me gane y pintar por pintar. Me tome el tiempo para pensar bien la imagen y trabajarla lo más tranquilo posible. Pensé en un plano americano con el frente en alto para que sea más imponente la pintura y tome más protagonismo la cara ”, descrito sobre su elección.

Las dimensiones del diseño originales eran 7 metros de alto por 5 metros de ancho, sin embargo, Lautaro se vio obligado a reducirlo en el espacio por no contar con un andamio. En este sentido, ver que el costo de los materiales (pintura, rodillo y material de la plantilla) es de 10 mil pesos, sin contar la mano de obra para un trabajo que duró dos jornadas junto a "Monito", su "ayudante" . “Debido a que todos los materiales los pago yo muchas veces me hace difícil salir a pintar porque es todo un costo solventarme. De hecho, este mural esta 90% hecho con látex que es más barato ”, detalló el rosarino.

"Mirá a Maradona", le dice una mujer a un nene de no más de seis años al detenerse unos instantes frente al mural, ambos maravillados. "Vamos Diego", vocifera entre bocinas un chico desde una moto que pasa por calle Maipú. "¿Viste qué hermoso quedó?", Me pregunta una señora que vive en el edificio lindero y se asoma a la vereda solo para ver el progreso de la obra , orgullosa del nuevo atractivo de la cuadra. "No sabes la cantidad de fotos que la gente le saca al mural", advierte con una sonrisa otra de las vecinas del barrio . Es que nadie resulta indiferente ante la mirada del Diez.

Lacast usa la técnica del esténcil
Lacast usa la técnica del esténcil

 

Conmovidos por el recuerdo del mejor futbolista de todos los tiempos, aquellos que circulan por esa zona del centro -tanto a pie como en vehículos- se ven atraídos irremediablemente por la icónica imagen. Muchos de ellos se acercan a Lautaro para expresarle gratitud ante semejante homenaje. “Algunos aplauden, tocan bocina y otros lloran de agradecimiento. Diego ocasiona eso y para mí que soy un simple 'artista' es muy fuerte que lo que uno hace signifique tanto para otras personas. La calle tiene eso, te sorprende todo el tiempo ”, mencionó el joven conocido por los cientos de monos que pinta desde hace más de diez años por toda la ciudad.

Para describir su sentimiento por Diego, Lacast hizo suyas las palabras del ex DT de la Selección, Marcelo Bielsa, cuando le preguntaron sobre Maradona días después de su muerte: “Hay un reconocimiento a lo que él le dio a los espectadores en forma de belleza y, en cuanto a lo que significa para nosotros en particular (los argentinos). Diego nos hizo sentir esa fantasía que genera el ídolo". 

Un ídolo cuya partida duele a cada instante pero que a la vez encuentra en el arte callejero la síntesis de la despedida, transformando así la tristeza popular en homenaje. En La Paternal, Nápoles, Río de Janeiro, La Quiaca y también en Rosario. Diego en todas sus versiones, multiplicado y celebrado, coloreado y re-creado una y otra vez, porque Diego es de todos y para todos, el mejor artista de todos los tiempos.