Argentina vuelve a creer de la mano de un Messi recargado (EFE)
Argentina vuelve a creer de la mano de un Messi recargado (EFE)

Argentina vivió los peores días desde que se inició la Eliminatoria Sudamericana. La derrota en Brasil no fue una más y los jugadores decidieron guardar silencio. Encerrarse para pensar únicamente en Colombia. El compromiso en San Juan encontró a las dos selecciones con la obligación de ganar, aunque la albiceleste era la que tiene que reconciliarse con su gente y volver a meterse en el selecto grupo que viajará al Mundial de Rusia. Otra enorme actuación de Messi hizo que todo fuera posible.

Formaciones

Argentina: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori y Emmanuel Mas; Lucas Biglia y Javier Mascherano; Ever Banega, Lionel Messi y Ángel Di María; Lucas Pratto. DT: Edgardo Bauza.

Colombia: David Ospina; Santiago Arias, Jeison Murillo, Dávinson Sánchez y Eder Álvarez Balanta; Wilmar Barrios, Carlos Sánchez; Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez, Daniel Torres; Radamel Falcao. DT: José Pekerman.

Árbitro: Roddy Zambrano (Ecuador).

Bauza metió mano. Le devolvió la titularidad a Banega, volvió a incluir a Pratto y dio otra oportunidad a Mercado. La principal novedad en el equipo es la salida de Higuaín, uno de los más resistidos por el hincha.

Minuto a minuto

El partido se inició con algunos duelos bien marcados. Los mano a mano entre Cuadrado y Más, de un lado, y Messi ante Álvarez Balanta, de otro, fueron lo primero que se vio. Argentina intentó hacerse dueña de la pelota mientras Colombia apostó a salir de contra y sobre todo por la derecha.

La primera fue para la albiceleste con una pelota parada. Otamendi cabeceó un centro desde la izquierda pero la pelota se fue desviada.

Argentina salió enchufada, como si realmente quisieran recuperarse pronto del cachetazo sufrido en Brasil. Y el gol llegó pronto. A los 10, Messi hizo un golazo de tiro libre. El zurdazo de Lio fue a parar directo al ángulo y pese al vuelo de Ospina se coló al fondo de la red. Una perla del capitán.

Colombia también tuvo la suya de pelota parada. A los 18 ganó de arriba Falcao y por poco no estableció el empate. El "Tigre" luce activo, dispuesto a complicarle la noche a la defensa argentina.

Pero Argentina tiene a Messi. La Pulga, inspiradísima en la noche sanjuanina, armó una jugada perfecta en la derecha y puso la pelota en la cabeza de Pratto para que éste defina y ponga el 2 a 0 a los 22 minutos.  

La selección se fue al descanso con una tranquilidad que hacía rato no disfrutaba. La gran actuación de Lionel Messi y un cambio de actitud colectiva hicieron posible la victoria parcial. Para ajustar: la marca sobre el veloz Cuadrado, que ganó cada vez que pudo por la banda derecha.

Pratto aprovechó su chance y lo festejó con todo (Télam)
Pratto aprovechó su chance y lo festejó con todo (Télam)

Otro que levantó su nivel fue Ángel Di María. "Fideo" necesitaba una buena actuación y se mostró mucho más punzante que en ocasiones anteriores. Incluso estuvo cerca de marcar con un tiro largo. 

El ex Rosario Central, a los 39, marcó el 3 a 0. Di María no tuvo más que rematar una enorme jugada de Messi (otra más), que encaró por derecha y dejó clavada a toda la defensa colombiana. El gol se festejó como pocos, fue el desahogo final. 

Con el pitazo final los jugadores marcharon hacia el vestuario en silencio casi total. Solamente Sergio Romero se detuvo con un par de conceptos y remarcó la importancia de "luchar para nosotros". Luego de una victoria tan necesaria como urgente algo quedó claro: los futbolistas entendieron que la solución estaba en ellos y pudieron plasmarlo en el campo. Ahora, la historia sigue.