Lionel Messi y su familia se despidieron de Rosario, este miércoles por la noche, y partieron rumbo a Miami, Estados Unidos, para disfrutar de unas merecidas vacaciones.

El capitán de la Selección había llegado a la ciudad el domingo pasado , junto a  Di María y Lo Celso, luego de consagrarse campeón de la Copa América 2021 en Brasil y permanecer 45 días en una burbuja sanitaria con el plantel albiceleste.

En tanto, este martes, la Pulga realizó un viaje relámpago a Buenos Aires , junto a su padre,  para realizar trámites en la Embajada de Estados Unidos.

Finalmente, este miércoles por la noche, Messi y su familia y amigos se despidieron de Rosario en dos aviones privados que partieron del aeropuerto Islas Malvinas de Fisherton. En una de las naves se embarcaron Celia (la mamá de Lionel), Antonela Roccuzzo y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro, y un grupo de amigos de la pareja. En la otra, lo hicieron Leo, Jorge Messi –papá del jugador–, y uno de los hermanos del futbolista. 

La repartición de los pasajeros levantó sospecha sobre el destino del futbolista, ya que podría hacer una escala rápida en Barcelona para sellar su continuidad en el club culé.