El delantero Ricardo Centurión, quien este miércoles anunció que se bajaba de la pretemporada con Vélez Sarsfield porque el entrenador Mauricio Pellegrino le avisó que no lo tendrá en cuenta para este año, quedó muy cerca de convertirse en el tercer refuerzo de San Lorenzo tras contar con la aprobación del director técnico Pedro Troglio. De esta manera, quedó en la nada cierta posibilidad de que el jugador –de polémica personalidad– aterrizara en el Parque Independencia, según había deslizado el entrenador Javier Sanguinetti.

La conflictiva salida de Liniers de Centurión, que el próximo miércoles 19 cumplirá 28 años, se resolvería entonces rápidamente, ya que la voluntad del jugador y San Lorenzo, especialmente de su técnico, coinciden para que el ex Boca Juniors y Racing Club llegue al tercer grande del fútbol argentino.

De esta manera Centurión se sumará al también delantero paraguayo Adam Bareiro, quien esta tarde aprobó la revisión médica y luego selló su vínculo contractual con San Lorenzo, en el que tendrá el segundo ciclo como profesional.

Bareiro, de 25 años, volverá al conjunto "azulgrana" tras su último paso por Monterrey, de México, a préstamo por un año. Su anterior paso por el club de Boedo data de la temporada 2019/2020, en la que convirtió cuatro goles en 16 encuentros disputados.

El paraguayo se sumará mañana a los entrenamientos que el plantel conducido por Troglio lleva a cabo en la localidad de Pilar.

El otro refuerzo que cerró el "Ciclón" en las últimas horas fue el también atacante Malcom Braida, de 24 años, nacido en la localidad cordobesa de Colonia Caroya, cuyo pase pertenecía a Instituto, de su provincia natal, y lució en la última temporada en Aldosivi, de Mar del Plata.