El objetivo de Estudiantes de Río Cuarto de ascender a la Primera División del fútbol argentino no se detiene y, tras la victoria por 1-0 ante Deportivo Riestra, la ilusión crece. Sin embargo, debió sufrir para avanzar a los cuartos de final del reducido de la Primera Nacional y parte de su clasificación se la debe a Sasha Marcich, quien hizo la salvada del año.

El defensor se vistió de personaje de Marvel en el final del partido evitando el empate de Riestra sobre la línea. Una salvada milagrosa a los 41 minutos de la etapa complementaria. El arquero local salió a cazar mariposas y la pelota le quedó servida a Gonzalo Bravo que remató fuerte con el arco solo. De la nada apareció Marcich con una patada voladora para sacar la pelota. 

Tweet de Ataque Futbolero