Lionel Messi quiere calzarse la cinta de capitán del seleccionado argentino desde el comienzo mismo del partido del próximo viernes ante Uruguay, en Montevideo, y para demostrar que está en condiciones físicas de hacerlo después de las dudas generadas por sus molestias en el isquiotibial y rodilla de la pierna izquierda, el miércoles realizó todo el entrenamiento vespertino a las órdenes de Lionel Scaloni a la par de sus compañeros.

Por eso será clave la práctica de este jueves, última antes del encuentro, para saber si el DT lo pone de arranque o si lo guarda para el complemento. El rosarino arrastra una serie de molestias musculares y una contusión en su rodilla izquierda, producto de una patada en el encuentro con Venezuela. Esto lo hizo perderse los últimos dos partidos con el PSG, algo que enardeció a las autoridades del club porque igualmente viajó a Argentina para disputar las Eliminatorias.

Lo cierto es que arrancó la semana haciendo una parte de los trabajos junto al grupo y otros diferenciados, pero el miércoles se integró a todo el entrenamiento con normalidad. Igualmente las dudas siguen y se despejarán este jueves. El viernes se enfrentará a Uruguay en Montevideo y el martes en San Juan frente a Brasil.