El volante español David Silva confirmó este lunes su salida de Manchester City de Inglaterra, el club que integró en forma exitosa durante una década y le rendirá tributo con una estatua.

"Ha llegado el momento. 10 años y 13 títulos después, digo adiós al cub que ha marcado mi carrera y mi vida. Al mirar atrás, veo que no podía haber tomado mejor decisión cuando en 2010 el City me propuso formar parte de su nuevo proyecto", escribió Silva en su cuenta oficial de Twitter.

Silva, de 34 años, rememoró "momentos épicos" con el equipo de la ciudad de Manchester donde vio nacer a su hijo Mateo y se acostumbró a estar "bajo la lluvia".



El volante del seleccionado español campeón en Sudáfrica 2010 llegó al City procedente del Valencia en 2010 y disputó 436 partidos.

"Quiero decirles a todos que ha sido un honor enorme vestir la camiseta celeste, portar con orgullo el brazalete de capitán de este gran club, compartir vestuario con los mejores compañeros, entrenadores, personal y directivos del mundo, y tener detrás, partido a partido, una afición que me ha hecho sentir como en casa", agregó Silva.

Manchester City, en un comunicado, honrará a Silva con una estatua, tal como hizo con el ex capitán belga Vincent Kompany, que se estrenará en 2021.

"La estatua de David servirá como un último recordatorio de los momentos maravillosos que nos dio, no solo como un futbolista increíble, sino como un embajador inspirador que representó a este club de fútbol con gran dignidad en todo momento", precisó el titular del City, Khaldoon Al Mubarak

El apellido de Silva también figurará en un mosaico y en una cancha de entrenamiento del equipo "ciudadano".