Por primera vez desde que recibió la insólita sanción de la Premier, el uruguayo Edinson Cavani, se refirió al tema. “Pido disculpas si ofendí a alguien con una expresión de cariño hacia un amigo, nada más lejano a mi intención. ¡Quienes me conocen saben que mi esfuerzo siempre busca la alegría de los más simples!”, dijo el goleador charrúa, castigado por haber publicado una story en Instagram en la que respondía a un amigo suyo con un cariñoso “Gracias Negrito”, que la liga inglesa interpretó como declaración racista. 

Cavani, de exitoso paso por su selección, el PSG y Napoli, defiende desde este temporada los colores del Manchester City. Y se perdió de estar presente este viernes 1 de enero contra el Aston Villa, en el primer partido del año y tampoco podrá jugar la próxima semana el clásico ante el City por la  sanción que recibió, de tres fechas. Además, tuvo una pena económica cercana a los 150 mil dólares. El goleador inglés Gary Lineker, hoy comentarista televisivo, dijo que la pena era un "exceso".

En su descargo, el jugador uruguayo también dijo: “No me quiero extender mucho en este momento incómodo para mí. Quiero compartirles que acepto la sanción disciplinaria por saberme ajeno a las costumbres idiomáticas inglesas, pero no la comparto (...) Agradezco las innumerables muestras de apoyo y cariño, mi corazón está en paz, porque sé que siempre me expresé con cariño de acuerdo a mi cultura y forma de vida. Les mando un abrazo sincero”.

En tono más duro, se manifestó el club Plaza Colonia, de la primera división uruguaya. En un comunicado, con una foto del delantero de su país tocándose el corazón, dijeron sobre moral inglesa: “Ellos invadieron y usurparon tierras que aún poseen, persiguieron y ejecutaron gente por pensar diferente, esclavizaron, prohibieron derechos, fueron adalides de la intolerancia religiosa. Hoy son jueces de la moral, sin tener en cuenta el contexto ni lo cultural. Nosotros, Cavani”.

 

El mensaje del Club Plaza Colonia