En su propio podcast en el que invita a distintas personalidades a charlar, el ex campeón mundial de los pesados, Mike Tyson, contó cuáles fueron las peleas más complicadas de su carrera y recordó el día que subió al ring drogado: “Lo rompí todo y no me preparé, él era un imbécil".

“Yo. Siempre fui mi pelea más difícil... Ruddock, Holyfield fueron grandes boxeadores. Lennox Lewis también. Yo veo a mis derrotas como mis mejores peleas también. Todo un proceso”, admitió ante el púgil Stephen Fulton Jr., quien participó de la última entrega de Hotboxin.

Asimismo, Tyson recordó el 28 de junio de 1997, cuando en el tercer asalto del duelo frente a Evander Holyfield le mordió la oreja a su rival y hasta creó un producto para homenajear la insólita situación.

Por otro lado, explicó que el fumar marihuana era “normal” en sus años como profesional y admitió haber subido a un ring drogado: “En el 97′ volví a fumar y no paré desde ese entonces. Yo fumaba en la época que peleaba. Busquen la pelea de Andrew Golota y Mike Tyson. Lo rompí todo y no me preparé para esa pelea. Era un imbécil”.

Poco tiempo después, la victoria de Tyson se anuló después de que diera positivo por uso de drogas y su adversario decidió alejarse del boxeo por tres años.

Para cerrar, le consultaron cómo manejaba la fama: "Yo creo que era humilde en la época en la que le ganaba a todos. Tenía claro que no era Dios aunque la gente me lo decía. Sólo fui un negro callejero que fue bendecido, eso es todo. Ni más ni menos”, concluyó Tyson.

El episodio:

Stephen Fulton Jr., Boxer