Un episodio desafortunado se vivió este lunes en el Estadio Mundialista de Hockey, ubicado en avenida Calasanz y Miglerini, cuando un periodista mendocino sufrió un “bochazo” en el rostro por el cual debieron hacerle 30 puntos de sutura. La controversia se generó porque no había una ambulancia en el predio, lo que disparó el debate sobre la responsabilidad de los organizadores en este tipo de casos.

Gonzalo Santo Tomás es un periodista mendocino que cubre el hockey a nivel nacional y este lunes hacía su trabajo en el campeonato argentino de selecciones en Rosario, cuando de repente un bochazo le impactó de lleno en la cara. “Me gritaron cuidado, pero no llegué a correrme y la bocha impactó en mi cara, en la boca. Me hicieron 30 puntos, pero por suerte no se me rompió ningún diente”, contó en Sí 98.9.

Tras el episodio, que le dejó la cara ensangrentada, lo atendió un médico del lugar pero no un servicio de urgencias ya que no había sido contratado por la organización. Incluso, el periodista se quejó de la falta de respuesta de los responsables del evento. “Nadie de la organización se acercó a llevarme al sanatorio, ni me acompañó. Me dijo la presidenta de la asociación que me tome un remis”. Finalmente, un espectador solidario fue quien lo acerco a un sanatorio del centro rosarino.

¿Ambulancia obligada?

Respecto a la exigencia de una ambulancia en el predio, la presidenta de la Federación de Hockey del Litoral, Dora Lépore, explicó: “La Confederación Argentina de Hockey solamente exige un médico en cancha y es lo que había. La ambulancia hace exactamente lo del médico y no te traslada. Contratamos un servicio privado, que sólo llega y te traslada en casos graves, como de fractura por ejemplo”.

En la misma línea Rolando Dal Lago, ex subsecretario de Deportes de Rosario, explicó que no es obligación tener ambulancia excepto en deportes de elevado riesgo como el boxeo y las maratones. Aunque también comentó que depende del presupuesto de la organización.

“No se puede jugar sin médico, pero me el profesional me dijo que el tajo era tan grande que necesitaba ir a un centro de salud a suturarme. La presidenta de la Asociación de Hockey de Rosario se acercó y me dijo que no había ambulancia y que tampoco iba a llegar. Es la primera vez que veo que un torneo tan grande no haya ambulancias”, lamentó el periodista herido.