Jo-Wilfried Tsonga disputó este martes en Roland Garros el último partido de singles de su carrera y miles de personas lo ovacionaron en un Philippe Chatrier completamente lleno. El francés es uno de los mejores jugadores de su país del último tiempo y llegó a ser el número 5 del mundo. Las emotivas imágenes se volvieron virales.

Tsonga perdió en su debut en el Grand Slam francés ante el noruego Casper Ruud, octavo favorito, y le puso punto final a una carrera exitosa en la que ganó 18 títulos, fue campeón de Copa Davis y llegó a jugar una final en un "grande" (Australia 2008).

El tenista fue ovacionado en cada parate y se lo vio visiblemente emocionado durante todo el partido en tanto que las imágenes que lo muestran con lágrimas en los ojos se viralizaron rápidamente. El nacido en Le Mans hace 37 años había anunciado a principios de abril que jugaría en París su último torneo .

El momento más emotivo:

Tweet de Roland-Garros