El mejor día en la vida de Federico
El mejor día en la vida de Federico

Cuando Federico nació, los Guns ‘N Roses pisaban por última vez suelo argentino con su formación original. Veintitrés años después, el destino los juntó en la cancha de Rosario Central en el histórico recital de este martes 1 de noviembre. Y les tenía guardado algo más: cuando el final de Paradise City incendiaba el escenario del Gigante cerrando la noche inolvidable, este joven rosarino se quedó con el micrófono con el que Axl Rose cantó durante el concierto.

“Fui con cuatro amigos, salí de mi trabajo a las seis y media y logramos entrar al estadio una hora después, más o menos”, le cuenta a Rosarioplus.com. “No quedamos muy adelante, pero cuando empezaron a tocar el último tema nos metimos en el pogo y terminamos bastante cerca del escenario”, agrega. Y la suerte lo puso en el lugar indicado: “Justo vemos que Axl se va a la derecha del escenario, donde estábamos nosotros, y revolea el micrófono. Alguien lo quiso manotear en el aire y no pudo y vino directamente a donde estaba yo”, explica.

En dos rápidos movimientos, Federico agarró el preciado souvenir en el aire y se lo escondió debajo de la remera. Tan veloz fue que nadie a su alrededor se dio cuenta. “La gente lo seguía buscando, nadie me vio”, asegura sabiéndose afortunado de no haber tenido que defender su trofeo con los fans enardecidos.

El micrófono, un Shure ULX2/58, se consigue a casi 11 mil pesos en Mercado Libre. Este en particular, tras pasar por las manos del legendario Axl Rose, debe costar unos cuantos pesitos más. Sin emabrgo, Federico tiene planes de quedárselo. “Creo que voy a guardarlo en alguna caja de vidrio”, adelantó. A cuidarlo, entonces.