Desde entrada la madrugada, grupos de estudiantes de 4to año de diferentes colegios secundarios, festejaron el "inicio del último año" por las calles del centro rosarino como los bulevares Oroño y Pellegrini, por Mendoza y otras arterias del microcentro. Con bombas de estruendo y mucho bullicio, los jóvenes adelantaron su alegría de viajar a Bariloche en 2017.

A las 7 de la mañana una camioneta policial se acercó a la plaza San Martín por calle Córdoba y al llegar a la esquina de Dorrego dobló en contramano hacia el lado donde había un tumulto de jóvenes.

Consultado por Rosarioplus.com sobre la causa de entrar en contramano, el inspector a cargo argumentó: “Porque un grupo de entre 20 y 30 chicos empezaron a correr para todos lados y no sabíamos por qué corrían, pensamos que pasó algo grave, y cuando veníamos a controlar se incendió una bengala”, que afortunadamente no dejó heridos ni consecuencias en la plaza.

Los basureros municipales miraban entretenidos, los grupos de a diez jóvenes festejaban con espuma, banderas y cantos del prometido viaje a Bariloche. “El operativo es básicamente sacarles el alcohol y las pirotecnias y nada más, porque son chicos que están festejando algo, no están haciendo otra cosa”, aclaró el inspector.

El banderazo, como dieron en llamar los propios alumnos de los colegios, se espera que continúe durante la jornada en la zona del Monumento a la Bandera, para el cual se dispuso un operativo de alrededor de 100 efectivos policiales.

La camioneta en contramano y los oficiales dialogando con estudiantes por las corridas en la plaza.
La camioneta en contramano y los oficiales dialogando con estudiantes por las corridas en la plaza.