La Liga Casildense de Fútbol promete un 2018 superador. Después de algunas temporadas de torneos de escasa competitividad y de expectativas deprimidas, hay varios elencos que renovaron sus estructuras y buscan que el premio sea grande.

Atlético Pujato es uno de los que está consolidados desde hace mucho tiempo. Al Tricampeón 2014/15/16, le cortó la racha 9 de Julio y entiende que este año es hora de volver a ganar un título. Para ello mantuvo la base y le agregó un centrodelantero, su talón de aquiles en 2017 tras la salida de Joel Núñez. No dio en la tecla cuando llevó a Franco Pedraza y ahora puso los ojos en Franco Rivas.

El rosarino de 23 años se formó en ADIUR y viene de ser campeón en Unión de Totoras, donde jugó el Federal C. Fue dirigido por Diego Oyarbide quien lo alineó como titular en la gran mayoría de los juegos. De buena técnica y con gran capacidad para jugar de espaldas al arco, dejó una huella con un golazo en el clásico ante Juniors.

 

El León de Chabás vive su Centenario. Para celebrarlo recuperó a un ídolo de la talla de Martín Morel pero el Ruso Giampaoli no quiere quedarse sólo con el ex Tigre en su primera experiencia como DT en la LCF. Pidió un centro atacante y se lo trajeron.

Franco Stella es oriundo de Pergamino. Se formó en Douglas Haig y eso le dio roce en categorías nacionales. En julio cumple 21 años, y desde los 17 ha jugado en la B Nacional y la Copa Argentina. Luego fue cedido a Juventud de Pergamino en donde fue elegido como jugador destacado de 2017.