Al cumplirse nueve días consecutivos del paro nacional de choferes de colectivo comandado por la UTA, en reclamo del 50 por ciento de sus sueldos que se les adeuda, el secretario de Transporte de la provincia Osvaldo Miatello reconoció que las empresas están a pérdida desde comienzos de la cuarentena -hace dos meses-, y aseveró que la clave que destrabaría el problema debería salir de las arcas nacionales.

En diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9, Miatello destacó que este miércoles volverán a reunirse para buscar salidas. “Por la situación en juego, no es posible encontrar una solución a nivel local ni provincial, por eso estamos esperando alguna nueva decisión nacional. Mañana seguimos haciendo audiencias, porque esto se repite en muchas ciudades, y desde que empezó la cuarentena las empresas están a pérdida”.

El funcionario de la cartera del transporte calificó la situación: “Es inviable por lo extraordinaria, no busco echar culpas porque hay que trabajar todos para encontrar una solución. Es un poco la frazada corta, porque se entiende que la Nación este priorizando la salud y asistencia social por sobre el transporte”.

En este sentido aseguró que “las autoridades nacionales están buscando alternativas, y que seguramente habrán iniciativas legislativas para conseguir esos fondos” para destrabar el conflicto y que vuelva el servicio de transporte, ya que “hay personal esencial que debe usarlo, sería una crueldad que no haya colectivos”.

Sin embargo, el ex concejal de Rosario enfatizó en que “tirar siempre sólo la cuerda de nivel nacional, en algún momento se va a cortar, porque la cuarentena llevará meses, y el transporte será una de las actividades últimas en normalizarse”.

Recordó Miatello que el mapa en la provincia es grave ya que “está suspendido todo transporte de larga y media distancia desde hace dos meses, y las empresas no cargan nada. Los que están funcionando, la recaudación no alcanza para el combustible”.

Los números del transporte pre pandemia

El secretario de Transporte avisó que “durante la pandemia y antes del paro ya se recaudaba el 12 por ciento de lo que era un día normal pre pandemia, y los subsidios nacionales y provinciales se pagaron en tiempo y forma pero obviamente no alcanza”.

A comienzo de año, luego de un corte total del subsidio nacional en la era Macri, recordó que “el pensamiento era optimista con los subsidios, se creía que se iba a poder renovar la flota con las inyecciones nacionales”.

Pero eso cambió, los subsidios sirvieron para pagar el 50 por ciento de los sueldos, “las empresas aducen no tener espalda, en algunos casos sé que es cierto porque venían de crisis por la falta de subsidios nacionales”.

Miatello confirmó que “el subsidio que se abonó en los últimos días fue de unos 325 millones de pesos en toda la provincia, y eso sólo logró pagar la mitad de los sueldos. Faltaría poder conseguir pagar esa otra mitad. Y en 10 días ya hay que pagar los sueldos de mayo”, adelantó con preocupación.

Finalmente el secretario especuló que “el horizonte siendo optimistas, es de septiembre, octubre y cuando vuelva a funcionar más, no sé cuántos pasajeros querrán volver a subir en vez de seguir en su moto, bicicleta o auto que les da mayor protección ante el contagio”.