Los gastronómicos rosarinos son los más perjudicados con las restricciones establecidas por el gobierno provincial para contener el Covid en Santa Fe. El viernes próximo se cumplirá un mes de restricciones parciales y totales en el rubro, y proponen abrir desde el sábado. En el mientras tanto pelean por "beneficios reales".

"Hay que trabajar con creatividad, con protocolos ajustados y llamar a la reflexión. Hay que trabajar con esta situación, con esta "normalidad", esta es la idea. No es economía o salud", dijo Carlos Mellano, dirigente de la Asociación Hotelero Gastronómica de Rosario (AEHGAR).

Como las restricciones se prorrogaron, el gobierno afirmó que implementará un paquete de asistencia económica. En rigor, el gobernador Omar Perotti anunció que habrá una asistencia económica de emergencia a rubros sin actividad mediante un aporte mensual no reembolsable. También beneficios tributarios de servicios, y líneas de financiamiento a través del Banco Santa Fe. 

"Queremos beneficios reales, subsidios, que puede ir anclado en la cantidad de gente del establecimiento, subsidio al empleador para mantener el capital de trabajo y la capacidad instalada, y condonación o beneficios de servicios energía y agua", sostuvo Mellano a Rosarioplus.com. Este lunes tendrán una reunión con funcionarios locales y provinciales.

En cuanto a los créditos anunciados para gastronómicos y hoteleros a tasa 0, piden que se  aumente el monto de los 300 mil pesos establecidos a los 500 mil, y que aumenten el período de gracia. "A tres meses como se habló no nos sirve, porque deberíamos pagar en enero, necesitamos ocho meses de gracia por lo menos para recuperar algo. Más allá que la tasa es cero, hay que pagarlo y si no genero actividad, compro un problema a unos pocos meses", dijo. 

El dirigente defendió la actividad: "Estamos convencidos de que nuestra actividad no origina ni propaga el virus. Hay una cuestión de injusticia, porque el sector no puede desarrollar su actividad y otros sí".