Cada jugador dejó todo para eliminar a Boca de la Copa Argentina e ilusionarse con ir por más. Desde las tapadas fundamentales de Sosa pasando por el esfuerzo de los defensores, la dinámica del mediocampo y la voluntad de los delanteros, cada pieza de Rosario Central hizo su sacrificio para llegar a la victoria.

El cheque es lo de menos. Central en una noche inolvidable (Foto: RC Oficial)
El cheque es lo de menos. Central en una noche inolvidable (Foto: RC Oficial)

Sosa: Muy inseguro con los pies, y dubitativo en el juego aéreo. En el complemento, el palo lo salvó ante un remate de Bentancur. Después, con un manotazo, salvó un mano a mano ante Bendetto, y otro buen disparo desde lejos  de Bentancur.

Salazar: Un remate suyo en una contra casi abre el partido. En el complemento, perdió un par de pelotas que podrían haber terminado en gol rival. Sigue fallando en el final de sus proyecciones.

Gissi: Mal con la pelota en los pies. Falló un cierre y lo dejó solo a Bendetto. Terminó muy metido en el área, complicado con algunos despejes.

Torsiglieri: En la primera falta lo amonestaron. En el complemento, jugó metido en el área y sacó varias.

Villagra: Se ganó muy rápido una amarilla. En los primeros 30, hizo cuatro faltas. Se lesionó promediando el complemento.

Montoya: El dueño de la diferencia. Mucha movilidad. Y protagonista en los dos goles del primer tiempo. Gran desborde y centro en el de Fernández; y buen remate cruzado que generó rebote para el tanto de Herrera.

Martínez: Flojo primer tiempo. Participó poco del juego y le costó recuperar en el medio.

Fernández: Buen trabajo en el retroceso. Atento a su banda, y a colaborar en el medio con Martínez. Se vistió de goleador para fusilar a Sara en el gol.

Lo Celso: Arrancó muy activo, pero se fue quedando. Una molestia lo dejó afuera del partido en el arranque del segundo tiempo.

Herrera: Entró para pelear todas. En ese empeño de ir a buscar, encontró un rebote para anotar su gol.

Ruben: Exigió siempre a los centrales, pero no le salió ninguna.

Ingresaron luego

Colman: Ingresó para manejar la pelota, y no lo consiguió. Tuvo que defender muy cerca de Martínez, demasiado retrasado en el terreno.

Camacho y Menosse: les tocó entrar cuando el equipo más sufría en defensa, y cumplieron.

Coudet

Su equipo tuvo alta eficacia en el cierre del primer tiempo. Pero además, jugó concentrado, y con una intensidad que se extrañaba. El Chacho se la jugó con la inclusión de Herrera antes que Teo Gutiérrez, y el Chaqueño le pagó con un gol. En el complemento, aguantó demasiado metido atrás. Hubo mérito del rival, también defecto del Canalla que no supo sostener el balón, ni jugar de contra.

Loustau

Le costó muchísimo imponerse. Trató de no complicarse nunca. Hubo algunas polémicas dentro del área, pero no hubo sensación de penal en casi ninguna. La más compleja, la última, para Central, cuando un defensor empujó a Herrera de cara al gol. Demoró algunas amarillas.