Difícil situación vivieron periodistas que fueron a cubrir, este domingo, la muerte de un joven que fue apuñalado en el barrio San Francisquito. Trabajadores de Canal 5 y Canal 3 fueron amenazados por vecinos de la zona cuando este domingo, al mediodía, se acercaron a la la zona de Amenabar y Contitución para consultar sobre lo ocurrido. 

Un grupo de desconocidos los amenazaron con gritos y portando armas, los obligaron a irse del lugar. Por ese motivo, debieron abandonar la zona con apuro. La peor parte la pasó el móvil de canal 5 fue incluso apedreado y sufrió la rotura de un vidrio. El sindicato de prensa Rosario se presentará este lunes en fiscalía para formalizar la denuncia.

La periodista de Sí 98.9 Cecilia Casabonne, contó en la radio sobre lo ocurrido cuando fue a cubrir el episodio para Canal 5 junto al camarógrafo Horacio Mansilla. “Fue una situación bastante violenta. Pasamos un momento muy feo”, contó. Admitió que, en la cobertura de casos policiales en zonas marginales, “la amenaza verbal siempre está: no filmen, aca no hay nada para acontar. Pero esta vez pasó a mayores”. 

Casabonne detalló: “Con mi camarógrafo habíamos bajado del móvil en Amenábar y Constitución. Empezamos a caminar el barrio y pasan tres adolescentes, nos gritan de lejos que no filmemos, que nos fuéramos. Pero estamos acostumbrados a que nos digan eso y seguimos trabajando, porque nunca pasa nada”.  

Esta vez, sí pasó: “Se fueron a buscar a un grupo más de personas. Desde la esquina aparecieron unos ocho, uno armado. Le cuento a Horacio que había uno con un arma de fuego en la cintura y otros dos con cuchillos gigantes. Nos vinieron a encarar, nos dijeron “De acá se van, bajá la cámara o te tiro”. Obviamente, bajamos la cámara y les dijimos que nos íbamos pero el auto nos quedaba a 50 metros”.

Admitió que “la caminata fue eterna” hasta volver al auto. “Nos rodearon, nos acompañaron hasta el móvil, patearon la cámara, con una piedra rompieron la luneta, nos amenazaron con un cuchillo en la espalda”. Los agresores “querían saber qué había dicho la gente, pero no nos dijeron nada porque no hablamos con nadie”, aclaró la periodista. “Cuando nos retiramos, nos tiraron piedras. Fue una situación horrible, no pensé que pudiéramos estar tan mal. Como periodista uno va acompañar el reclamo del vecino, de la gente, va a mostrar lo que pasa, lo bueno y lo malo, uno cree que está haciendo su labor, mostrar la noticia, contarla”, analizó.

“Hoy lo cuento tranquila pero ayer pasamos un momento muy feo. Tenemos familia, al pasar por esa situación a uno se le cruzan muchas cosas por la cabeza”, resumió.

Una situación similar padecieron sus colegas de Canal 3, Pedro Levy y Rubén Lezcano.

Escuchá la entrevista completa a Cecilia Casabonne aquí: