Una de las dos unidades de la empresa Güemes que viaja a diario entre Rosario y Ceres viajó este domingo sin vidrios en algunas de sus ventanas del lado izquierdo, y con cartones en su reemplazo, como improvisada manera de frenar el viento durante el trayecto.

La compañía no dio explicaciones, tampoco la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), que permitió la salida del micro en esas condiciones desde la terminal de ómnibus Mariano Moreno. 

Lo contó una estudiante universitaria oriunda de Rafaela que viajó desde Rosario en el micro que salía 18.45 desde la terminal y que llegó 21.45 a su ciudad en ese estado. La joven pidió mantener su identidad en reserva, ya que es usuaria frecuente de este servicio, el único disponible entre esta ciudad y la Perla del Oeste. Teme, en caso de ser identificada, sufrir alguna represalia debido a que "esta empresa tiene la exclusividad del transporte de pasajeros sobre la ruta 34", afirmó.

En diálogo con Rosarioplus.com destacó que este domingo "iban prácticamente llenos los dos colectivos, deben ser de unos 60 pasajeros. Yo iba en el que tenía las ventanas sanas pero salieron los dos cubiertos totalmente de gente".

En torno al servicio de la empresa Güemes, la joven destacó: "Yo viajo frecuentemente porque trabajo en las dos ciudades. Soy de Rafaela, y estoy trabajando en Rosario y viajo con frecuencia. Es la primera vez que veo esto de las ventanas, pero sé que se han incendiado en la ruta, con lluvia se ha mojado adentro, y hubo quien encontró cucarachas durante el viaje".