La Secretaría de Control y Convivencia del municipio secuestró este martes más de 100 kilos de alimentos en mal estado en una carnicería de barrio República de la Sexta. La mercadería "fue destruida" dado que “no estaba apta para el consumo”. El procedimiento tuvo lugar en Pellegrini al 500.

Según explicaron, el operativo estuvo motivado por denuncias de vecinos. Como consecuencia, los agentes municipales se apersonaron en el lugar con el apoyo del Instituto del Alimento. 

Una vez allí, constataron que la mercadería puesta para la venta no estaba en condiciones para el consumo humano. Además, había irregularidades en los etiquetados, ya que no se explicitaba la fecha de vencimiento de los productos. 

Los más de 100 kilos de alimentos, al no ser posible su reutilización, fueron destruidos en el relleno sanitario.