A un año de verse obligados a restringir la actividad ante el avance de la pandemia de coronavirus, los salones de fiesta de la provincia se manifestarán para visibilizar la grave situación económica que atraviesa el sector, bajo la consigna "Trágico aniversario de rubros no habilitados". En este sentido, advierten que se encuentran "al borde del precipicio" y piden un "reconocimiento" al gobierno.

"Este trágico aniversario de rubros no habilitados nos está llevando al borde del precipicio donde más de un 30 por ciento de los colegas han tenido que cerrar sus puertas definitivamente, más de 25 mil familias dependen de nuestros trabajos para seguir subsistiendo", señalaron desde la Cámara de Eventos y Afines de Santa Fe (Ceasf).

Iván Hawryluk, presidente de Ceasf, mencionó en un spot: "Queremos que el gobierno reconozca la titánica tarea de sostener nuestras empresas y emprendimientos abiertos sin ingresos. Somos pymes, somos laburantes, y sabemos hacer eventos incluso en épocas de pandemia. La industria del evento está diezmada", al tiempo que subrayó "la falta de respuesta de un gobierno que no atiende nuestros pedidos".

Según explicaron a RosarioPlus desde la Cámara, en la ciudad bajó las persianas el 25 por ciento de los salones de fiesta para adultos desde el inicio de las restricciones. Actualmente, son 150 los que siguen en pie y solo el 15 por ciento hizo uso de la habilitación provincial para la readecuación como espacio gastronómico. Al respecto, sostienen que resulta poco rentable.

La protesta llevada adelante por uno de los sectores más castigados por la pandemia se realizará este viernes a las 19 en el cantero central de Bv. Oroño y Jujuy. Asimismo, desde el sector piden "llevar vela y vestimenta negra" tras argumentar que "no es un festejo, es un velorio".