La Justicia dictó prisión preventiva a un joven rosarino que el martes pasado tomó un taxi en la Terminal de Retiro de Buenos Aires y viajó hasta los Tribunales de Rosario pero nunca abonó el servicio. Está acusado de engañar al chofer y escapar sin pagar los 42 mil pesos que debía.

También fue imputado por desplazarse en un vehículo con pedido de captura por un hecho de robo y tener una patente perteneciente a otro auto con pedido de captura activo por otro hecho de robo.

El fiscal Franco Carbone le atribuyó al identificado como G.S.O. los delitos de "estafa en calidad de autor" y "encubrimiento agravado en concurso ideal". Por su parte, el Juez de Primera Instancia, Florentino Malaponte, dispuso la prisión preventiva efectiva hasta el 8 de julio de 2022. 

Según lo revelado por Fiscalía, el joven de 30 años abordó el taxi en la madrugada del martes en la playa de estacionamiento de la Terminal de Retiro. El imputado le solicitó al chofer (de la empresa City Taxi de Buenos Aires) trasladarlo a los Tribunales Provinciales de calle Balcarce y Pellegrini.

El precio de 35 mil pesos fue pactado de antemano y el viaje que culminó a las 5:20. Al llegar a destino, G.S.O ingresó a Tribunales manifestándole que iba a buscar dinero para afrontar el pago. Pasados unos diez minutos, el chofer ingresó al edificio buscando al pasajero para cobrar la suma de dinero adeudada. Luego de varias horas, y a raíz del accionar policial y de varios testigos, se pudo ubicar y detener al imputado, que se encontraba vestido de manera distinta al momento de comenzar el viaje.

Desde Fiscalía explicaron que la imputación por "estafa" es debido a que "aparenta una intención de pago al solicitar el traslado, con el conocimiento cabal de la imposibilidad de su concreción al momento de arribar a destino, habiendo una voluntad inicial de no pagar, que se encubre con la apariencia de solvencia que todo pasajero tiene al abordar este tipo de vehículos".

"Establecido así el viaje, el conductor engañado lo concreta sufriendo finalmente un perjuicio en su patrimonio que sumado a las horas que tuvo que esperar para volver a la ciudad de Buenos Aires, las pérdidas en su economía ascendieron a la suma de 42 mil pesos", agregaron.